Acuerdos migratorios entre EE.UU. y Cuba en 1984
Google Bookmarks Facebook Twitter
Autor : Cubacusa
Publicado : 12/02/2014

Como consecuencia de la constante estimulación a la emigración ilegal, a través de las estaciones de radio enclavadas en La Florida dirigidas hacia la población cubana, en el año 1980 ocurren algunos ingresos en sedes diplomáticas en la Habana, siendo el punto más álgido la entrada violenta en la embajada del Perú, durante la cual muere uno de los miembros del regimiento de protección a las sedes diplomáticas. Ante la complicidad de los funcionarios diplomáticos, el Gobierno cubano decide retirarle la protección a dicha sede, lo que desembocó en un ingreso masivo de más de 10 mil personas, siendo este hecho el antecedente que determinó la apertura del puerto del Mariel, para todos aquellos residentes en Estados Unidos que desearan buscar a sus familiares y amigos en Cuba. Esta acción de respuesta de las autoridades cubanas ante la incitación a la emigración ilegal, que tenía el respaldo del andamiaje gubernamental bajo la presidencia del demócrata James Carter, dio como resultado que viajaran hacia Miami unas 125 mil personas.

 

Dicha emigración masiva desbordó las posibilidades de las autoridades norteamericanas, principalmente las del estado de la Florida; por tanto, ante la crisis generada la administración del presidente republicano Ronald Reagan, tomó la decisión de firmar un acuerdo migratorio con el Gobierno de Cuba, el 14 de diciembre del año 1984,  en el cual se comprometían a otorgar hasta 20 mil visas de emigrantes en un año fiscal, así como garantizar visas para visitas familiares a Estados Unidos. La parte cubana aceptaba recibir de regreso  y de forma paulatina, un total de 2 mil 746 emigrados que salieron por el Mariel y las autoridades norteamericanas los consideraban como excluibles por sus antecedentes penales. Tal acuerdo migratorio fue incumplido año tras año por el Gobierno de los Estados Unidos, manteniendo la estimulación a la emigración ilegal como fórmula de propaganda contra la Revolución.

 

Unido a las campañas mediáticas que estimulaban las salidas ilegales, estaba el reforzamiento de las acciones de la guerra económica, contempladas dentro de la Operación Mangosta, aprobado por el presidente demócrata John Fitzgerald Kennedy, el 18 de enero de 1962, que persiguen, según su texto original, «inducir al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, unido a las operaciones psicológicas que acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen […]».

 


 

Subtemas más Visitados
El fenómeno migratorio en Cuba depende de condiciones históricas,...
Entre el 2 de diciembre de 1958 y el 29 de mayo de 1961, en menos de dos años y medio,...
En enero de 1959 se organizó una fuerte campaña mediática contra Cuba a...
El terror no distingue sexos, pero cuando una mujer se convierte en víctima, el dolor es...
Todo nuestro pueblo, lleno de indignación, ha conocido el plan para atentar contra la...
Enviar un comentario
Nombre
Email
Sitio web
Comentario
Message
Enviar