Bush y Obama contra Cuba
Google Bookmarks Facebook Twitter
Autor : Lisset González López
Publicado : 12/02/2014

Con la llegada del nuevo milenio la política norteamericana basada en las agresiones radioelectrónicas  contra la nación cubana se enfrentó a  los avatares del auge de las nuevas tecnologías y a los designios de dos nuevas administraciones: George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-actualidad).

 

El Plan para una transición democrática en Cuba, ejecutado en 2004, fue el documento rector del accionar de la administración Bush en cuanto a las agresiones radiotelevisivas. Sin embargo, el período previo a su puesta en marcha fue bastante activo. En febrero de 2003 el gobierno norteamericano permitió que una nave aérea de la organización contrarrevolucionaria Hermanos al Rescate realizara transmisiones de televisión en bandas de frecuencia empleadas por radioaficionados de los Estados Unidos para transmitir televisión desde aguas internacionales. Tres meses más tarde una aeronave de las Fuerzas Armadas estadounidenses continuó con las transmisiones pero desde el espacio aéreo norteamericano. Además, la señal de la TV Martí se comienza a retransmitir por el sistema de satélites HISPASAT a partir de septiembre de ese año y desde ese momento estas transmisiones se realizan durante las 24 horas del día. A esta línea se reincorporó VOA con un programa radial de media hora diaria denominado «Ventana a Cuba». Por último, en mayo de 2004 Bush anunció la asignación de 18 millones de dólares adicionales para las transmisiones de las mal llamadas Radio y TV Martí.

 

La Comisión Presidencial para ayudar a una Cuba Libre (CAFC, Commission for Assistance to a Free Cuba), establecida en 2004, se propuso como parte de los  «esfuerzos de ayudar al pueblo cubano»: empoderar a la sociedad civil cubana, romper el bloqueo de información de la dictadura cubana, denegar los recursos a la dictadura cubana, esclarecer la realidad de la Cuba castrista, alentar esfuerzos internacionales que respalden la sociedad civil cubana y socavar la «estrategia de sucesión» del régimen cubano.

 

Según el informe elaborado por la CAFC, el elemento que concierne específicamente a la OCB es el de romper el bloqueo de información, sin embargo los medios de comunicación han demostrado ser de incalculable valor si de validar acciones contra determinadas naciones se trata, por lo que los restantes elementos guardan igual relación con las actividades de la oficina.

 

En resumen, el Plan Bush definía como metas fundamentales recrudecer el bloqueo económico que mantiene Estados Unidos sobre Cuba y fomentar los grupos opositores y la propaganda en contra del gobierno cubano. Con este plan la Casa Blanca destinó extraordinarias sumas para la compra, alquiler, construcción y mejoramiento de las instalaciones de recepción y transmisión de radio y televisión, y para la adquisición e instalación del equipamiento necesario, incluidos aviones, para la recepción y transmisiones radiotelevisivas.

 

A principios de 2005 se llevaron a cabo tres vuelos de exploración con aviones del tipo RC-135, a la misma hora en que un EC-130J transmitía hacia Cuba, con la posible intención de comprobar la efectividad y los parámetros de la respuesta cubana a la tele-agresión. Cinco días después del paso del huracán Dennis, en julio del 2005, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos dispuso para la estación aeronaval de Key West en la Florida dos aviones EC-130 J de la 193 Ala de Operaciones especiales de Pennsylvania; una de las aeronaves voló consecutivamente los días 15, 16, 18, 20 y 23 de julio en una escalada provocadora y agresiva, emitiendo transmisiones contrarrevolucionarias.

 

El retiro del Comandante en Jefe Fidel Castro en 2006 fue visto por la OCB como una oportunidad para ayudar a dar forma durante la transición post-Castro. A partir de octubre de ese año la OCB comenzó a usar una aeronave Gulf Stream One y desde el 2007, TV Martí difunde a través de Direct TV, en un intento por hacer llegar mejor su señal a Cuba.

 

En el informe de la Oficina del Inspector General de 2007 se reconocen los vínculos existentes entre el gobierno y los contrarrevolucionarios cubanos al plantearse que la OCB estaba ayudando a los disidentes cubanos en múltiples formas. Pero pesar de los fuertes vínculos con la comunidad de cubanos en EE.UU. y de las relaciones con la disidencia, a la OCB le ha sido históricamente muy difícil determinar los niveles de audiencia en el país. Además se reconoce la eficiencia del gobierno cubano para bloquear la entrada de las señales norteamericanas. Es en este mismo informe donde se señala la necesidad de un plan estratégico a largo plazo que le permita a la OCB anticiparse a las futuras necesidades de las emisoras.

 

La campaña presidencial que llevó a Obama a la presidencia a principios de 2009 demostró la eficacia de las nuevas tecnologías, entiéndase Internet y las redes sociales. A pesar de las promesas electorales y de las expectativas generadas durante la campaña no se produjeron grandes cambios en lo que a la política exterior de su predecesor se refería.

 

A pocos días de instalarse en la Casa Blanca, se le presentó a la administración Obama un informe con observaciones referentes a la estrategia y operaciones de TV Martí. El documento trajo a la luz pública los más de 500 millones de dólares gastados a través de los años en las transmisiones hacia Cuba y el gasto que significaba el presupuesto anual de la OCB de alrededor de 35 millones de dólares. Asimismo, recalcó la incapacidad del gobierno para determinar realmente la audiencia. A pesar de los informes de este tipo presentados anualmente al Congreso y de la fuerte crisis enfrentada por los EE.UU. desde 2009, el gobierno norteamericano no ha eliminado las emisoras, debido en gran parte a los fuertes compromisos contraídos con el Lobby de La Florida.

 

Para sobreponerse a la interferencia emitida por el gobierno cubano, la OCB transmite actualmente a través de AeroMartí, dos satélites e Internet. Además Radio y TV Martí emiten en vivo en su sitio web www.martinoticias.com y cuentan  con un canal oficial en YouTube y páginas propias en Facebook y Twitter. Asimismo en septiembre de 2011, la compañía Washington Software Inc. recibió la licitación de un proyecto de la Junta de Gobernadores para las Transmisiones (BBG), cuyo objetivo era distribuir mensajes SMS con el contenido noticioso de Radio y TV Martí a teléfonos celulares en Cuba.

 

El 1 de abril de 2011, la representante Betty McCollum (D-MN) presentó el proyecto de ley H.R.1317, para evitar el malgasto de dinero de los contribuyentes en las transmisiones radioelectrónicas a Cuba. Sobre el proyecto, que se propone revocar las leyes que establecieron Radio y TV Martí, McCollum dijo que podría ahorrar hasta 300 millones USD en la próxima década, destacando la ineficiencia de dichas emisoras, al no ser escuchadas por el 99% de los cubanos.  Nótese que en diciembre de 1983 se aprobó el primer presupuesto para Radio Martí: 14 millones para 1984 y 10 millones para 1985; entre 11 y 12 millones como promedio desde entonces según Tele Crack: dossier de una agresión. En adición a esto, en febrero de 1989 se solicitó al Congreso un presupuesto de alrededor de 32 millones de dólares para financiar TV Martí durante 1990 y 1991.

 

A pesar de los cuestionamientos dentro del Congreso de los Estados Unidos de América sobre la permanencia o no de Radio y TV Martí lo que está en discusión, actualmente, no es la eliminación de Radio y TV Martí, sino la manera más eficiente de mantenerlas funcionando para los propósitos subversivos que fueron creadas. Ambas continuarán sus transmisiones anticubanas por consideraciones políticas, pues a pesar de la crisis económica, de los recortes de fondos y del cuestionamiento interno a ambas estaciones por su falta de audiencia, existen fuertes presiones de los legisladores anticubanos para que se mantengan en funcionamiento.

 

Tomado de la Tesis de Licenciatura «De la televisión analógica a la televisión digital terrestre en Cuba: implicaciones para la estrategia de política exterior cubana ante la tele-agresión norteamericana». Instituto Superior de Relaciones Internacionales «Raúl Roa García».

Subtemas más Visitados
El fenómeno migratorio en Cuba depende de condiciones históricas,...
Entre el 2 de diciembre de 1958 y el 29 de mayo de 1961, en menos de dos años y medio,...
En enero de 1959 se organizó una fuerte campaña mediática contra Cuba a...
El terror no distingue sexos, pero cuando una mujer se convierte en víctima, el dolor es...
La utilización de organismos biológicos como arma de combate o para acciones de...
Enviar un comentario
Nombre
Email
Sitio web
Comentario
Message
Enviar