Caso Petróleo
Google Bookmarks Facebook Twitter
Autor : Andrés Zaldívar Diéguez
Publicado : 19/02/2014

[…] en la reunión del Comité de Coordinación de Asuntos Cubano del 10 de abril de 1963, para discutir las propuestas de acciones encubiertas contra Cuba que se valorarían en la reunión del siguiente día del Grupo Especial del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), el Jefe de la Dirección de Planes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Desmond FitzGerald, realizó comentarios acerca de la planificación de una acción contra «el más importante objetivo que podía sabotearse», lo que dañaría seriamente a Cuba, pero que por su grado de complejidad «podía demorar ocho meses en llevarse a cabo». […].

 

¿En qué consistía el plan de sabotaje? ¿Qué acciones realizaron para llevarlo a cabo?

 

El agente con que contaban había sido reclutado en Estados Unidos en el segundo semestre de 1961 mientras culminaba sus estudios de ingeniería en la Universidad de Louisiana, y luego de su regreso a Cuba como repatriado en 1962, había comenzado a laborar en aquella industria como jefe del Departamento de Mantenimiento, donde realizó una actividad inicial de espionaje sobre el sector de la refinación petrolera que fue detectada a fines de 1963. 

 

Como consecuencia inmediata del trabajo realizado por los Órganos de la Seguridad del Estado pudo conocerse que había recibido instrucciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para paralizar la producción de la refinería Ñico López durante no menos de un mes, para lo que a su vez  había allí reclutado a cuatro colaboradores.[1]

 

El período de tiempo mínimo durante el que se pensaba paralizar esta industria coincide con las expresiones del Secretario del Tesoro norteamericano, con ocasión de discutirse en el Consejo Nacional de Seguridad en marzo de 1960 el Programa de Presiones Económicas contra el Régimen de Castro, que inició la puesta en marcha de la guerra económica contra nuestro país, al expresar que «si nos proponemos suspender el suministro de petróleo a los cubanos, el efecto sería devastador para ellos en un período de un mes o a lo sumo seis semanas». Es evidente que afectando la más importante refinería del país, la CIA pretendía, a través de este agente, cumplir un sueño acariciado desde marzo de 1960.

 

Además de coincidir con esos intereses expresados desde 1960 y del Proyecto Cuba de 1962 que dio vida a la Operación Mangosta, el efecto terrorista perseguido se ajusta escrupulosamente al tipo de objetivo previsto y a los requerimientos aprobados al más alto nivel estatal norteamericano en la Política Encubierta y Programa Integrado de Acción contra Cuba de junio de 1963, en una continuidad que resulta metodológicamente aleccionadora.

 

El interés en afectar un producto tan sensible como los lubricantes se evidenció desde los primeros momentos del trabajo en este expediente, al conocerse la solicitud enviada al agente de que tomara muestras de los lubricantes soviéticos recibidos en el país, tipo MARK 20 y MARK 22, así como las diferentes formulaciones y aditivos puestos en vigor con los mismos. En la página 35 de la confesión del agente acerca de sus actividades, podemos leer (todas las citas corresponden al expediente que obra en archivos): «En el segundo mensaje de enero de 1964 fue donde envié los datos de producción de lubricantes y pedía si mal no recuerdo me dijeran qué hacer con las muestras si lograba sacarlas de la refinería [...]». El noveno mensaje radial recibido, a mediados de septiembre de 1964, expresaba entre otros aspectos:

 

«NUEVE X [...] IMPORTANTE RECIBIR LO ANTES POSIBLE INFORMACIONES SOBRE [...] NUEVAS FORMULACIONES PARA LUBRICANTES X PLANES DE PRODUCCIÓN PARA ESTE AÑO [...] INFORMACIÓN SOBRE LUBRICANTES SOVIÉTICOS [...]».

 

Aparentemente, con el fin de comprobar los resultados de acciones realizadas para afectar el comercio con la URSS sobre ese importante producto, un mensaje radial recibido por el agente a inicios de octubre de 1964 decía:

 

«UNO UNO X URGE SIGUIENTE INFORMACIÓN DOS PUNTOS REPORTE SI RUSOS ESTÁN AGUANTANDO O DISMINUYENDO ENTREGAS DE LUBRICANTES QUE PROMETIERON ENTREGAR SEGÚN CONTRATO PARA SEPTIEMBRE DE 1964 X DE SER ASÍ IDENTIFIQUE LUBRICANTE Y CÓMO ESTÁN AGUANTANDO ENTREGAS X MANDE DATOS ESPECÍFICOS SOBRE ENTREGAS NORMALES QUE PROMETIERON Y ENTREGAS MENSUALES QUE AHORA ESTÁN EFECTUANDO PARA CADA TIPO DE LUBRICANTE MOSTRANDO CAMBIOS O REDUCCIÓN [...]».

 

La minuciosidad con que la CIA monitoreaba la situación interna de aquel objetivo a los efectos de dañarlo, se aprecia en la exigencia presente en el décimo mensaje radial recibido, a fines de septiembre de 1964:

 

«UNO CERO X NOS ALEGRAMOS DE RECIBIR INFORME VALIOSO Y ESPERAMOS CONTINÚE REPORTANDO PUES NECESITAMOS INFORMACIÓN CONTINUA SOBRE ESTADO REFINERÍA Y PRODUCCIÓN X MANDE DOS MENSAJES SEMANALES X REPITO X DOS MENSAJES SEMANALES CON INFORMACIÓN USTED Y SUS AGENTES PUEDAN REPORTAR [...]».

 

Un ejemplo en esa misma dirección aparece en el onceno mensaje de inicios de octubre:

 

«DESCRIBA TODO CAMBIO EN LA OPERACIÓN DEL CRACKER CATALÍTICO EN REFINERÍA ÑICO LÓPEZ Y MOTIVO DE ESTOS CAMBIOS X EXPLIQUE SITIO X EN PROBLEMAS CON COMPRESOR DE GAS X REPORTE TIEMPO QUE ESTUVO PARALIZADO CRACKER CATALÍTICO Y MOTIVO PARALIZACIÓN EN ÚLTIMOS SEIS MESES Y MANTÉNGANOS INFORMADOS SOBRE ESTADO SIGUIENTES UNIDADES X CRACKER CATALÍTICO X POWER FORMER X HYDROFINER X PLAT FORMER [...]».

 

La búsqueda de información para reforzar el bloqueo se aprecia en el quinto mensaje radial recibido a inicios de agosto de 1964:

 

«CINCO X [...] REPORTE CAMBIOS IMPORTANTES EN SUMINISTROS PARTES REPUESTOS Y BRIGHT STOCKS X IDENTIFICAR PLENAMENTE BARCOS Y PROCEDENCIA X REPORTE ESCASEZ CRÍTICA DE REPUESTOS Y MATERIA PRIMA EN REFINERÍA [...]».

 

En esa misma dirección, en el mensaje catorce de inicios de noviembre se decía:

 

«UNO CUATRO X [...] INSISTIMOS EN QUE REPORTE SEMANALMENTE INFORMACIÓN VALIOSA A LA CUAL USTEDES TIENEN ACCESO Y NOSOTROS NECESITAMOS MANTENER AL DÍA X [...] DESCRIBA REPUESTOS CRÍTICOS QUE REFINERÍA NECESITA DANDO NÚMERO X FABRICANTE X CÓMO SE EMBARCAN Y RECIBEN X PARA QUÉ UNIDAD HACEN FALTA X DE SER POSIBLE OBTENGA COPIA DE ORDEN Y STOCK QUE TIENEN [...]».

 

La finalidad perseguida con tales datos se hizo explícita en el mensaje dieciocho de fines de noviembre de 1964, cuando al repetir la solicitud precedente, explicaban:

«[...] NECESITAMOS DATOS ESPECÍFICOS PARA EL BLOQUEO EFECTIVO[2] DE SUMINISTROS DE PARTES CRÍTICAS [...]».

 

No obstante, la mayor peligrosidad de las acciones se aprecia en un fragmento de un mensaje de fines de marzo de 1964:

 

«[...] CONTINUAMOS INTERESADOS EN EFECTUAR SABOTAJE EXTENSO QUE PARALICE REFINERÍA Y DESTRUYA TANQUES DE ALMACENAMIENTO [...]».

 

Los mensajes radiales recibidos a partir de entonces son muestra elocuente del más execrable terrorismo de Estado. No poca sorpresa causó el cuarto mensaje radial, recibido el 6 de julio de 1964:

 

«CUATRO X MÁNDENOS DESCRIPCIÓN COMPLETA DE AUTOMÓVIL A SU DISPOSICIÓN INCLUYENDO MARCA, COLOR, AÑO Y NÚMERO O TAMAÑO DE LAS GOMAS [...]».

 

Tal mensaje tuvo explicación meses después, luego de brindada la información solicitada, al recibirse el 14 de diciembre de ese año el vigésimo mensaje radial:

 

«DOS CERO X RECOJA MATERIAL DE SABOTAJE ESCONDIDO DENTRO DE GOMA AUTOMÓVIL CÓNSUL ENTERRADA SEIS PULGADAS BAJO TIERRA ENTRE PALMA CANA BAJITA Y PINO ALTO PEGADO POSTE NÚMERO 8 DEL RIACHUELO EN CERCA DE ALAMBRE SEGÚN SE DETALLA EN MAPA QUE LE ESTAMOS MANDANDO POR ESCRITURA SECRETA [...] DOS CINCO (25) METROS AL NORTE DE CARRETERA CIRCUITO NORTE ENTRE CONSOLACIÓN DEL NORTE Y LA MULATA EN PINAR DEL RÍO [...]».

 

La gestación del sabotaje se apreciaba, en sus diferentes variantes, en diferentes mensajes enviados al agente. Un fragmento del mensaje radial número 19, de inicios de diciembre, expresaba:

 

«MANTÉNGANOS INFORMADOS SOBRE MEDIDAS DE SEGURIDAD EN REFINERÍA ÑICO LÓPEZ X BUSQUE VARIOS LUGARES SEGUROS DENTRO REFINERÍA PARA IR METIENDO POCO A POCO MATERIAL DE SABOTAJE Y PODER ESCONDERLO

HASTA MOMENTO APROPIADO [...] X ESTUDIE Y REPORTE DETALLADAMENTE LUGARES X EQUIPOS X UNIDADES QUE PUEDEN SABOTEAR CAUSANDO DAÑOS MAYORES CON EQUIPOS INCENDIARIOS Y EXPLOSIVOS [...]».

 

La introducción de los explosivos y petacas incendiarias en la instalación las realizó paulatinamente el agente, siguiendo precisas instrucciones de la CIA, amarrados a sus piernas.

Las indicaciones finales para la ejecución del sabotaje se comenzaron a recibir desde mediados de febrero de 1965. En el mensaje radial número 28 se expresaba:

 

«NECESARIO SABOTEAR REFINERÍA NOCHE DE MARZO SEIS (6) [...] TIENEN QUE COLOCAR MATERIAL EN HORAS USUALES DE TRABAJO Y ACTIVAR DETONADORES AMARILLOS DE MÁXIMO TIEMPO ANTES DE SALIR DEL TRABAJO [...]».

 

El tratamiento como mercenarios dispensado por la CIA a sus agentes se aprecia en un fragmento de ese propio mensaje:

 

«LE DAREMOS BONO DE DIEZ MIL DÓLARES SI SABOTAJE PARALIZA REFINERÍA POR TRES CERO (30) DÍAS REPITO 30 DÍAS X BONO MAYOR DE ACUERDO CON DAÑOS CAUSADOS [...]».

 

Los lugares específicos para sabotear fueron igualmente indicados al agente por la CIA a partir del mensaje 33 del 25 de febrero. En ese mensaje se decía:

 

«[...] EN CUARTO DE CONTROL PONGA GRAMPAS EN PIZARRAS CON CONTROLES SENSITIVOS DIFÍCILES DE REPONER X PREFERIBLEMENTE CONTROLES CRÍTICOS QUE CAUSEN DAÑOS SECUNDARIOS EN UNIDADES FUNCIONANDO X SELECCIONE TRES O CUATRO OBJETIVOS CLAVE EN FUNCIONAMIENTO

REFINERÍA Y USE DE DOS A CUATRO GRAMPAS EN CADA BLANCO [...]».

 

En el mensaje 34 del 27 de febrero, con un contenido repetido posteriormente en más de una oportunidad, se decía:

 

«[...] BOMBAS DE AGUA SALADA PONGA GRAMPAS MAGNÉTICAS DIRECTAMENTE CONTRA ARMADURA X POSIBLEMENTE ESCONDIDAS DENTRO REGISTROS DE INSPECCIÓN X PROCURE DAÑAR PARTES MOVIBLES PARA CAUSAR DAÑOS SECUNDARIOS X SI DESTRUYE CHUMACERA O CAJAS DE

BOLAS PONDRÁ EJE FUERA DE ALINEACIÓN EN ALTA VELOCIDAD [...]. EN CALDERAS PROCURE PONER GRAMPAS DONDE HAY MAYOR CALOR Y PRESIÓN PARA CAUSAR EXPLOSIÓN SECUNDARIA X OBJETIVOS ALTERNATIVOS SERÍAN TRANSFORMADORES ELÉCTRICOS DENTRO REFINERÍA [...] SELECCIONE PARTES CRÍTICAS QUE CAUSEN DAÑOS SECUNDARIOS [...]».

 

A pesar de los esfuerzos enemigos y la meticulosidad con que prepararon y ejecutaron sus acciones, pudo más la vigilancia del pueblo cubano, impidiéndose la ejecución de uno de los sabotajes de mayor peligrosidad jamás organizado por gobierno alguno contra otro país, con respecto al cual ni siquiera se encontrara formalmente en guerra.

 

En la agroindustria azucarera dañar la producción azucarera cubana y en general la entrada de divisas al país por la exportación de este rubro, ha sido una de las más recurrentes intenciones, planes y acciones del gobierno norteamericano, desde los incendios de cañaverales y bombardeos de instalaciones industriales del sector iniciados en el último trimestre de 1959; pasando por el plan presentado en los primeros días de enero de 1960 por el Director de la CIA al presidente Dwight David Eisenhower, en que se le recomendó que volviera con un plan más amplio; la primera de las conclusiones del general Edward Lansdale cuando se le encomendó la dirección de la Operación Mangosta en el segundo semestre de 1961; a través de una operación de alcance universal encaminada a incrementar la producción en otras latitudes y bajar artificialmente los precios del dulce, todo ello con el único fin de restringir la entrada de divisas a Cuba en momentos de alza en la cotización de ese producto en el mercado azucarero mundial, como vimos en el capítulo tercero; la contaminación del producto en puertos extranjeros; la introducción de plagas para afectar los cultivos, y otras muchas formas.

 

 

Fragmento tomado de Bloqueo: el asedio económico más prolongado de la historia, editorial Capitán San Luis, 2003.



[1] Archivos MININT: Caso Petróleo.

[2] La cursiva pertenece a los editores de  Bloqueo: el asedio económico más prolongado de la historia. Apréciese el espionaje en función del sabotaje y del fortalecimiento del bloqueo.

Subtemas más Visitados
El fenómeno migratorio en Cuba depende de condiciones históricas,...
Entre el 2 de diciembre de 1958 y el 29 de mayo de 1961, en menos de dos años y medio,...
En enero de 1959 se organizó una fuerte campaña mediática contra Cuba a...
El terror no distingue sexos, pero cuando una mujer se convierte en víctima, el dolor es...
Todo nuestro pueblo, lleno de indignación, ha conocido el plan para atentar contra la...
Enviar un comentario
Nombre
Email
Sitio web
Comentario
Message
Enviar