Almas genocidas
Google Bookmarks Facebook Twitter
Autor : José Pérez Fernández
Publicado : 19/02/2014

Todo nuestro pueblo, lleno de indignación, ha conocido el plan para atentar contra la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro en la recién concluida X Cumbre Iberoamericana celebrada en Panamá.

 

Como se conoce el magnicidio fue planeado realizarse en el paraninfo de la Universidad Autónoma de ese país, donde Fidel se reunió con una multitud de estudiantes allí congregados. El poder destructivo y la cantidad de explosivos ocupados, y que serían utilizados, eran capaces de ocasionar una masacre.

 

Nuevamente la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y un grupo de connotados terroristas al mando de Luis Clemente Faustino Posada Carriles fueron los responsables, sumando uno más a su larga lista de planes y acciones terroristas.

 

Pero ello no es nuevo; los enemigos históricos del pueblo cubano siempre han tenido «alma genocida» y un absoluto desprecio por la vida de nuestros compatriotas.

 

Inspirado en ese sentimiento, en el siglo pasado Valeriano Weyler exterminó a una buena parte de la población con su genocida reconcentración.

 

Años después, en la seudorepública, el tirano Batista, cual émulo de Hitler, masacró a la población cubana mediante indiscriminados bombardeos cuya víctima principal fue la población civil, solo que en esa época no era España el amo de turno que lo estimulaba y dirigía sino Estados Unidos.

 

Después del triunfo de la Revolución y durante ya casi 42 años, Estados Unidos, utilizando a sus antiguos peones y a los nuevos que engendró después, prosiguió mostrando su «alma genocida» y ha planeado y ejecutado numerosas acciones terroristas con idéntico desprecio por la vida de nuestro pueblo y de otros pueblos, como el panameño más recientemente.

 

Sin embargo, el último plan para atentar contra la vida de Fidel, fue solo uno más de los múltiples planeados durante las últimas cuatro décadas. Para probarlo bastarían unos pocos ejemplos, dado el reducido espacio de que se dispone.

 

¿Qué fueron si no genocidas, las circunstancias de los siguientes otros planes de atentado planeados contra Fidel y Raúl?

 

  • El planeado contra Fidel, para ejecutarse el 5 de octubre de 1961, al intervenir en un multitudinario acto celebrado frente al antiguo Palacio Presidencial. En aquella ocasión, el agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Antonio Veciana Blanch y un grupo de terroristas de la organización contrarrevolucionaria Movimiento Revolucionario del Pueblo, «MRP», con el apoyo de la CIA, planearon disparar con una bazooka contra la tribuna donde él conjuntamente con la dirección revolucionaria se encontraban. Pero ello no fue todo; como parte del plan para escapar, planearon lanzar, desde el apartamento en que se encontraban, granadas de fragmentación sobre las cabezas del pueblo congregado. No es difícil imaginar las consecuencias que hubiera producido de haberse ejecutado.

 

  • El planeado contra Fidel y Raúl, para ejecutarse durante la celebración de los actos por el 26 de julio de 1961. En aquella ocasión, terroristas integrantes de una red de la CIA encabezada por el agente Alfredo Izaguirre de la Riva, planearon disparar con un mortero contra la tribuna del acto que se celebró en la Plaza de la Revolución, mientras que otros terroristas, provistos de potentes armas entregadas por la CIA, planearon atentar contra Raúl, en el acto celebrado en el estadio de Santiago de Cuba. No es tampoco difícil imaginar lo que hubiese ocurrido de haberse ejecutado, considerando que ambos jefes de la Revolución estaban rodeados de otros dirigentes, invitados y pueblo congregado en esos lugares.

 

  • El planeado contra Fidel, para ejecutarse el 7 de abril de 1963, al asistir a un encuentro de béisbol en el estadio Latinoamericano. En aquella ocasión, terroristas de la organización contrarrevolucionaria Resistencia Cívica Anticomunista «RCA», también al servicio de la CIA, planearon lanzar granadas de fragmentación contra Fidel, sus acompañantes y el nutrido público que lo rodeaba. Las consecuencias hubiesen sido también desastrosas.

 

¿Qué fueron si no actos genocidas, las acciones terroristas siguientes, ejecutadas contra nuestro pueblo?

 

  • El ametrallamiento sobre la Ciudad de La Habana, ejecutado el 21 de octubre de 1959, por el traidor Pedro Luis Díaz Lanz, con el conocimiento y la tolerancia de las autoridades norteamericanas y que ocasionó 2 muertos y numerosos heridos.

 

  • El hacer estallar cargas explosivas en el buque francés «La Coubre», el 4 de marzo de 1960, en el momento en que obreros cubanos procedían a la descarga del material bélico que había transportado hacia nuestro país, hecho que ocasionó la muerte a casi un centenar de personas y heridas a más de 300.

 

  • La explosión de una bomba en la escuela Novel Academy, el 28 de febrero de 1961, que ocasionó heridas a siete alumnas y una profesora, una de ellas incluso con la pérdida de un ojo, acción realizada por terroristas al servicio de la Organización contrarrevolucionaria Frente Revolucionario Democrático «FRD», creada por la CIA meses antes de la invasión mercenaria por Playa Girón.

 

  • Los estallidos de artefactos explosivos, en 1960, en plena función, en los cines «Manzanares»; «23 y 12»; «La Rampa» y «Cándido»; y en 1961, en los cines «Patria» y «Riesgo», en Pinar del Río, el último de los cuales ocasionó heridas y lesiones a 26 niños y 14 adultos; o en concurridos comercios, en 1960, como en las tiendas «Cleveland»; «Los Precios Fijos»; «Flogar»; y «La Época»; y en 1961, en vísperas de la invasión mercenaria por Girón, en las tiendas «El Encanto», la que días después sería atacada nuevamente quedando totalmente destruida y pereciendo la compañera Fe del Valle Ramos; y tiempo después en «Fin de Siglo», por citar ejemplos.

 

  • La voladura en pleno vuelo del avión de Cubana sobre el cielo de Barbados en octubre de 1976, ocasionando 73 víctimas, de ellas 57 cubanas, execrable crimen jamás olvidado por nuestro pueblo.

 

  • La introducción en nuestro país, en 1981, del Dengue Hemorrágico que cobró la vida de 158 personas de ellas 101 niños inocentes.

 

  • Los actos terroristas, en 1997, contra instalaciones turísticas llenas de público que ocasionaron la muerte del ciudadano italiano Guido Di Celmo y heridas a otras personas nacionales y extranjeras.

 

La ultraderecha en Estados Unidos, la CIA y la Fundación Nacional Cubano Americana, han sido y son los bárbaros genocidas de la peor especie, que con el alma envenenada de odio y frustración, han ocasionado dolor y luto a la familia cubana y graves daños a la economía del país, impotentes ante la inquebrantable firmeza de un pueblo enérgico y viril, que muchas veces ha llorado y hecho temblar a la injusticia. Posada Carriles, los otros terroristas capturados y los que aún se pasean impunemente por las calles de Miami, son sus instrumentos mercenarios.

Subtemas más Visitados
El fenómeno migratorio en Cuba depende de condiciones históricas,...
Entre el 2 de diciembre de 1958 y el 29 de mayo de 1961, en menos de dos años y medio,...
En enero de 1959 se organizó una fuerte campaña mediática contra Cuba a...
El terror no distingue sexos, pero cuando una mujer se convierte en víctima, el dolor es...
Todo nuestro pueblo, lleno de indignación, ha conocido el plan para atentar contra la...
Enviar un comentario
Nombre
Email
Sitio web
Comentario
Message
Enviar