El imperio clandestino de la CIA: la estación JM-Wave
Google Bookmarks Facebook Twitter
Autor : Jacinto Valdés-Dapena Vivanco
Publicado : 13/02/2014

A mediados de los años cincuenta la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estableció oficinas en diferentes estados norteamericanos. En la ciudad de Miami radicó una de estas instalaciones.

 

La proximidad al Caribe, América Central y América del Sur, facilitaba la labor de inteligencia a los oficiales del centro principal que, a mil quinientos kilómetros de distancia, tenían que hacer ese recorrido para contactar con sus agentes en tránsito por el sur de los Estados Unidos.

 

Asimismo, la presencia cada vez mayor de firmas comerciales, inversiones de capital de América Latina y el Caribe, y el desarrollo e incremento de inmigrantes de esos países abrían importantes posibilidades operativas para la CIA que se proponía desplazar al FBI en la dirección de las operaciones de inteligencia en la región.

 

La estación de la CIA en Miami, en el propio territorio de los Estados Unidos tenía  características organizativas específicas. Se encontraba subordinada directamente a la División del Hemisferio Occidental de la Sub-dirección de Operaciones del Centro Principal y funcionaba en estas condiciones como una estación de la  CIA en ultramar.

 

En sus inicios disponía de una reducida plantilla de oficiales, en su mayoría personal de experiencia, próximos al retiro, que habían cumplido misiones en el exterior.

 

Por fuentes diversas se conoce que la estación CIA de la Florida monitoreó el desarrollo del proceso revolucionario cubano para obtener un conocimiento preciso y objetivo de la situación política en la Isla, en especial la lucha armada en las montañas.

 

De esta manera, el Centro Principal se proponía verificar informaciones procedentes del Departamento de Estado y del centro legal en La Habana en torno a la capacidad política y militar de la dictadura para poder enfrentar con éxito las operaciones del Ejército Rebelde que luchaba en las montañas orientales. En este sentido, se envió a la provincia de Oriente a un oficial de caso de la CIA con fachada de periodista. Este, aun cuando no logró  entrevistarse con el Comandante en Jefe Fidel Castro, publicó un artículo sobre su visita a la Sierra Maestra en l958.

 

Al triunfar la Revolución el 1ro. de enero de 1959, la estación de la Florida adquirió una elevada significación operativa en los planes conspirativos contra Cuba.

 

Con los preparativos de la Operación Zapata (Pluto), aprobada por el Presidente Dwight David Eisenhower el l7 de marzo de l960, se incrementó de manera notable la plantilla de esta estación que se encontraba desarrollando complejas misiones contra la estabilidad del poder revolucionario cubano.

 

Al perder su centro legal en La Habana y la base operativa en Santiago de Cuba, con la ruptura de las relaciones diplomáticas con La Habana decretada por el gobierno de Eisenhower el 3 de enero de 1961, el Centro Principal de la CIA tuvo que reforzar  inmediatamente la actividad de su estación en Miami.

 

A partir de la derrota de Playa Girón, y con el advenimiento de la Operación Mangosta en noviembre de 1961, esta estación bautizada con el criptónimo de Estación CIA JM WAVE se convertiría en el principal instrumento de subversión, terrorismo e inteligencia de la CIA contra Cuba. Coincidentemente, la unidad del Centro Principal que atendía Cuba se elevó al rango de Sub-división (Cuban Task Force) y desde allí se dirigían todas las actividades contra la Isla que desarrollaban los diferentes centros legales, enviando especialistas a cualquier lugar del mundo para coordinar las  operaciones del dispositivo anticubano de la agencia.

 

En estas breves líneas se resumen los antecedentes de JM-Wave, cuya siniestra historia se encuentra celosamente guardada en las bóvedas secretas de una oficina ubicada en Langley.

Subtemas más Visitados
El fenómeno migratorio en Cuba depende de condiciones históricas,...
Entre el 2 de diciembre de 1958 y el 29 de mayo de 1961, en menos de dos años y medio,...
En enero de 1959 se organizó una fuerte campaña mediática contra Cuba a...
El terror no distingue sexos, pero cuando una mujer se convierte en víctima, el dolor es...
Todo nuestro pueblo, lleno de indignación, ha conocido el plan para atentar contra la...
Enviar un comentario
Nombre
Email
Sitio web
Comentario
Message
Enviar